¿Dificultad criticable? - Cuphead

PC , Indie | Publicado el 29/12/2017 a las 17:29 | Por Methos | (1285)


Un juego de plataforma cuyo arte da para comentarios que contrastan cuando hablan de su dificultad. Esto último, preocupa.


¿Qué tal gente del feudo? Mi nombre es Methos y vengo a expresar una incomodidad en el juego que más ha dado que hablar este último tiempo, y es que el amor entregado en su arte, música y animación no basta para engendrar el odio de muchos por su “dificultad”. El éxito indie de Studio MDHR: Cuphead

Como bien sabrás a estas alturas, Cuphead es un juego de plataformas de un máximo de 2 jugadores, donde el primer jugador jugará como el protagonista Cuphead, y el segundo jugador con su amigo Mugman. Según la historia, ambos personajes terminan perdiendo una apuesta con el Diablo, y como es de esperar, perderán su alma. Sin embargo, el Diablo les da una oportunidad si es que logran recolectar las almas de algunos deudores, que se traduce finalmente a la batalla con todos los bosses del juego (casi todos).

 

Uno de los bosses más dificiles ¿qué opinan?

 

De temática simple y sin abordar demasiado puesto que mucho se ha dicho al respecto, de inmediato seremos asombrados por una animación basada en las caricaturas de 1930s, en la que, si se dan el tiempo, pueden buscar el trabajo que implicó cuadro a cuadro cada movimiento de los personajes. Un trabajo artístico fluido e impresionante de sumo cuidado que, dado el descuido constante al que estamos acostumbrados en muchas últimas entregas de videojuegos de grandes compañías, es algo que se agradece y mucho. En lo personal estuve esperando este juego desde que vi un tráiler el 2014, pero luego me enteré que la larga espera a su salida, se debió a los constantes cambios en la dificultad de este juego, los que, a pesar de disminuirlo, sigue generando críticas, lo que preocupa.

 


 ¿Es Cuphead un juego difícil?

 

Cuphead es un plataformero cuyo manejo es bastante cómodo. Las acciones de saltar, correr (dash) de izquierda a derecha en el suelo y aire, disparar y “especial” responden bastante bien al control y no hay movimientos incontrolables en el personaje (característica que podemos ver en el salto de Arthur en Ghouls ‘n’ ghosts, o los rígidos movimientos en los Castlevania de la vieja escuela, por ejemplo), por lo que la dificultad del juego radicaría en 2 puntos:

-Constantes proyectiles y/o obstáculos que te dañan, lo que requiere una agilidad y concentración al 100% ya que difícilmente encontrarás espacio para el descanso

-Solo puedes ser golpeado un máximo de 3 veces (varía dependiendo de los “powerups”) sin haber forma de recuperarse del daño

 

Get used to

 

Cuphead es un juego en cuyas etapas difícilmente encontrarás descanso. Básicamente, hay 2 segmentos: los niveles de plataforma en los que puedes conseguir monedas para comprar “powerups”, y los “bosses” (sin contar el mapa por el cual te desplazas para llegar a una etapa). En ambos segmentos, estarás constantemente esquivando/disparando obstáculos y/o proyectiles de los enemigos, los que acabarán contigo si eres golpeado 3 veces (varía), sin manera alguna de poder recuperar el daño recibido. Mientras más avanzas, más complejo es el asunto, pero tienes infinitos “continues” y cuando pierdes, retomas la etapa desde el inicio ya que no hay checkpoints, pero no pierdes los powerups que llevas contigo ¿es entonces un juego difícil? Si lo comparamos con la tónica que se viene dando en el último tiempo en la industria del videojuego, si, si lo es. Pero si lo comparamos con plataformeros de la vieja escuela, la dificultad de Cuphead, es uno más del montón, solo por las últimas dos características mencionados de este juego: Continues infinitos y reinicio desde el inicio de la etapa, sin la pérdida de powerups. Anteriormente nos hemos visto enfrascados en juegos cuya derrota, iba de la mano con el inicio desde 0 del juego, como ocurre en la saga Contra, Sunset Riders, Earthworm Jim, Metal Slug, entre otros. También ocurría que nuestra derrota iba de la mano con la pérdida de nuestros valiosos powerups como en Ghouls ‘n’ ghosts, sin embargo, denominábamos estos clásicos un desafío y no en formato de crítica como si lo es con Cuphead el día de hoy.  Desde este punto de vista, pareciera que los gamers actuales han perdido tolerancia a las frustraciones, pero ¿por qué esta intolerancia?

 

La conservación de tus poderes luego de la derrota, es una bendición mis niñxs

Fuentes de recompensa

Si hay algún motivo por el cual podemos enfrascarnos tantos en los videojuegos, es por su fácil sistema de recompensa. Solo responde a la acción que el juego te pide, y este te premiará con puntaje o efectos indicando el éxito de tu acción. Somos seres en la constante búsqueda de aprobación y los videojuegos nos entregan esto a destajo, en un mundo en el que la desconfianza pareciera estar a flor de piel y los errores son castigados de la peor manera. Encontramos esa seguridad de poder resolver errores en los videojuegos mediante el sistema de guardado y cargado (más de alguna vez habrán deseado poder hacer eso en su vida), lo que da a entender la facilidad con la que nuestra vida frente a la pantalla sea la zona de confort que nos basta y sobra ¿qué tiene que ver esto con Cuphead? Para lograr la recompensa que tanto ansías por jugar este videojuego, el esfuerzo es grande y entrega esa sensación de arrebatarnos lo que nos mantuvo seguros y gratos por tanto tiempo. Además, con el pasar del tiempo, la industria del videojuego se ha encargado de facilitarnos cada vez más esta sensación de satisfacción, al punto de llevarlo ahora, apretando un botón cuando el mismo juego te lo indique a cambio de efectos deslumbrantes o conmovedoras cinemáticas. Lo que nos lleva al siguiente punto.

 

Malcrianza Gamer

Pareciera que mientras más pasa el tiempo, más miedo hay en las compañías de que se sientan culpables de tu fracaso en su videojuego, cuando eso siempre ha dependido de nosotros, nuestra habilidad y nuestra capacidad de superar obstáculos. Pero como cada vez se nota más la preocupación por las ventas, se toman todas las medidas para que el juego se encargue de alabarte cada vez que sea posible a cambio del menor de los esfuerzos. Alabanzas que, gracias a la tecnología, va de la mano con efectos cada vez más deslumbrantes a cambio de los simples 100 puntos por saltar sobre un enemigo. Esto genera malcrianza, que va de la mano con la pataleta del jugador al ver que ya no está obteniendo lo que la industria le ha ido entregando el último tiempo, por lo que prefiere quedarse con ellos, dejando así que juegos como Cuphead, sean joyas que contrastan como un oasis en un desierto, por la apuesta que implican.

 

¿no crees que el esfuerzo detrás del bello arte del juego, merece un poco del tuyo?

 


En Cuphead perderás y mucho. Pero es porque se trata de un constante ensayo y error, en el que vas mejorando cada vez más y de eso SE TRATA LA GRAN MAYORÍA DE LOS JUEGOS, sobre aprender de los errores, pensar en la forma de superarlos, aplicar la enseñanza y de vuelta al loop hasta obtener la satisfacción del éxito.

Todo boss en este juego es un reto pero ¿no debería ser así todo boss? Se supone que te enfrentas a uno de los desafíos máximos del juego ¿qué gracia tiene si solo termina siendo un trámite corto y básico carente de dificultad? Ninguno. Grandes bosses son recordados por el desafío que implicaron, un caso que podrás observar en grandes títulos de RPG.

Se que hay una cantidad no menor de jugadores que disfrutan de desafíos como lo es Cuphead, y entienden que la belleza artística que es este juego, no pudo haber ido mejor acompañado de su dificultad, para trascender más allá de ser un “juego bonito”. Finalmente, para aquellos que están en desacuerdo, les advierto que la vida no te entrega satisfacciones en bandeja de plata como ocurren en los juegos. Sale de tu zona de confort, esfuérzate en superar los obstáculos que se te presentan y vive una satisfacción mayor al saber que el logro que estás obteniendo, viene de tu propia mano. Sino, la conclusión no será de los mejores y como es sabido por todos solo vives una vez.

¡Mi nombre es Methos y será hasta el siguiente artículo!

 

No lidies con el Mandinga, a menos que tengas paciencia.

 




¡Comenta utilizando tu usuario de Facebook!


¡También puedes dejarnos tu comentario con tu usuario de REINO BONUS!

Para poder dejar tu comentario debes estar registrado con tu cuenta en REINO BONUS.